Tema 3 Intervalos musicales

El último aspecto que debemos introducir antes de comprender qué es el ciclo cromático y cómo funciona son los intervalos musicales. Un intervalo es la distancia entre dos notas. Comprender los intervalos significa poder entender cómo se construyen las escalas musicales y los acordes, que forman la base de las composiciones musicales y las canciones. Si tomamos la escala de Do mayor y comparamos gradualmente la primera nota de Do con todas las demás notas que contiene, obtendremos los siguientes intervalos:

Su numeración es bastante sencilla, ya que si Do es la primera nota, Re será la segunda, Mi la tercera, Fa la cuarta, etc., y cuando superponemos la primera nota con la segunda (Do y Re) llamaremos a este intervalo la segunda. Si superponemos Do con Mi, crearemos un tercer intervalo, y así sucesivamente. Como ya hemos visto, cuando tenemos un Do junto con el Do inmediatamente superior, lo llamamos octava. El único intervalo que no implica distancia real es el primero (llamado tautófono), por lo que se denomina nota coincidente consigo misma. Así, observando el patrón, el Do se repite dos veces precisamente porque coincide consigo mismo. Este intervalo no es inútil, ya que, por ejemplo, dos instrumentos diferentes pueden tocar al mismo tiempo (es decir, tocar la misma nota escrita en el mismo lugar de la partitura), pero el resultado será la suma de los rasgos (o timbres) donde los dos instrumentos crean algo nuevo.